Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

5 errores habituales al implementar un ERP o CRM en las empresas

Conoce algunas de las razones por las que no se consiguen los resultados esperados

5 errores habituales al implementar un ERP o CRM en las empresas

En el mundo de la gestión empresarial existen diferentes tipos de software que nos ayudan a poder controlar todo lo relacionado con la empresa.

Entre ellos podemos destacar los llamados ERP, que se centran en dotar a los negocios de herramientas suficientes para automatizar la planificación, contabilidad, control, análisis y gestión de los procesos empresariales, y los CRM, los cuales se enfocan en todos los aspectos de la interacción de una empresa con sus clientes, ya sea con la intención de vender o proveer un producto/servicio.

Pero como toda implementación en una empresa, en ocasiones no se logran los objetivos que se habían marcado en un inicio, y principalmente se suele deber a diversos errores durante la planificación y desarrollo de esta integración.

Veamos cuáles son los errores más comunes a la hora de aplicar estas tecnologías en las empresas por la experiencia que tenemos en mercados comos los de Tenerife o Canarias:

Pensar que se continuará trabajando igual que antes

Esto es algo que ocurre no pocas veces en las empresas y es el tener la idea de seguir haciendo las tareas y procedimientos de la misma forma que las han estado haciendo siempre.

Implementar estas tecnologías implica siempre un pequeño esfuerzo por parte de los empleados en comprender las grandes ventajas que da un ERP o CRM, como por ejemplo Curie Platform, y asimilar cómo se tienen que hacer ahora los procesos.

Aún en el caso que vengan de otro ERP/CRM, no puede tampoco esperar que funcionen igual ya que todos los sistemas tienen sus particularidades.

Si se lleva bien a cabo esta comunicación la empresa notará posteriormente un aumento en la eficiencia y un mayor control de los datos e información que posee.

Un proyecto de implantación de CRM o ERP supone una transformación digital en la empresa

Cuando una empresa decide implementar estas tecnologías, tiene que tener el conocimiento y la actitud que van a haber cambios importantes en la gestión de la empresa.

Se van a integrar nuevas tecnologías en todas las áreas de la empresa para cambiar su forma de funcionar, con el objetivo de optimizar los procesos, mejorar su competitividad y ofrecer un nuevo valor añadido a sus clientes.

Teniendo esto claro desde el principio, el proyecto tendrá mayores probabilidades de éxito.

Revisión de los procesos actuales de la empresa para mejorarlos aprovechando el cambio

Aquí es una labor fundamental del proveedor hacer un análisis previo de cómo funciona la empresa, cómo se realizan los procesos en este momento y estudiar la mejor manera de adaptarlos y optimizarlos en la tecnología que se vaya a implantar.

Cuando este apartado no se toma demasiado en cuenta es cuando ocurren problemas importantes a posteriori y el cliente empieza a estar insatisfecho con la solución que ha integrado.

Pensar que el proveedor debe implantar sin la participación activa del cliente

Al igual que mencionamos anteriormente, es también muy importante la implicación del cliente en todo este proceso.

Debe ayudar en la medida de lo posible al proveedor para que entienda su forma de trabajar actual, sus procesos más importantes, las particularidades de su empresa/sector,etc para que pueda realizar una labor de implementación lo más adaptada que pueda.

Cuando la empresa no tiene buena comunicación con el proveedor o no colabora demasiado dándole casi todo el peso del proyecto es una de las razones por las que no se consiguen los objetivos previstos.

Falta de formación en el equipo

Para que estas soluciones logren los resultados esperados, quienes usen estas herramientas deben estar lo suficientemente capacitados.

Por eso es indispensable que la empresa proveedora realice una formación a estos trabajadores para que sean capaces de realizar sus tareas diarias sin dificultades.

Si se ha validado correctamente los principales procesos dentro de la empresa y su funcionamiento se podrá hacer una capacitación a medida del cliente.

Como hemos podido observar, la mayoría de estos errores son por falta de enfoque, implicación o un incorrecto análisis previo de las necesidades y procedimientos de la empresa.

Corrigiendo todos estos posibles errores, aquella empresa que quiera dar un paso más en su gestión empresarial puede hacerlo con muchas garantías de mejora.

¿Estás interesado en algunas de estas tecnologías para tu empresa? Contáctanos y te asesoraremos en lo que necesites.

Te recomendamos leer

Sobre el Autor

Fran Ariza

Fran Ariza

Departamento de Marketing y Formación.

Responsable de Itop Academy, encargado de coordinar la colaboración con diferentes fundaciones universitarias, centros de educación y plataformas online.

Técnico superior en audiovisuales con más de 10 años de experiencia en el sector, ejerciendo funciones desde edición, montaje hasta Community Manager.

Interesado en las nuevas tecnologías y su aplicación en el mundo empresarial.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Leave a comment

You are commenting as guest.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!