IoT (Internet de las Cosas)

Sistemas Inteligentes e Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas (proveniente del término Internet of the Things o IoT) consiste en la interconexión de cualquier producto con otro cualquiera de su alrededor, es decir, el poder conectar cualquier objeto y elemento a través de Internet. Es decir, se trata de convertir objetos cotidianos en fuentes de información que están conectados a la red.

Llevado al mundo empresarial, puede ser desde sensores en silos de producción, que nos avisan del nivel de determinada materia prima y que permite hacer pedidos automáticos para ciertos niveles desde un sistema inteligente, o el propio GPS incorporado en los teléfonos inteligentes que permite registrar las rutas de reparto y poder planear rutas más eficientes.

Si consiguieron aplicar todo lo que tienen planteado podría suponer no solo una transformación tecnológica sino también económica y social. Si la tecnología consigue que los ordenadores transmitan información con los elementos de la vida real la trascendencia puede ser incluso mayor que la revolución digital.

Entre las múltiples utilidades del Internet de las Cosas podemos destacar:

  • Consigue que algo tan cotidiano como un frigorífico sea capaz de medir los alimentos que tiene en su interior y pueda encargar al proveedor que le indiquemos lo que se vaya agotando. Nuestro frigorífico estará midiendo en todo momento el stock y procesará esta información independientemente.
  • Hace inteligentes objetos tales como camisetas, relojes o pulseras, pudiendo por tanto darles interactividad al conectarlos en Internet, intercambiando datos con otros servidores y actuando en consecuencia.
  • Mejora los servicios públicos como el transporte, la seguridad o salud por ejemplo.
  • Actualmente el Internet de las Cosas es utilizado en proyectos de control de la contaminación en ciudades o en la predicción de crímenes mediante inteligencia artificial. En pocos tiempo, sensores distribuidos por los bosques podrán alertar a los bomberos en cuanto se declare un incendio.
  • Su papel esencial en el desarrollo de las Smart Cities, convirtiendo las ciudades en más inteligentes y eficientes. Por ejemplo, los semáforos pueden conectarse a un circuito de cámaras distribuidas por la ciudad que identifican el nivel de tráfico y de movimiento de personas optimizando la circulación.
  • Su gran repercusión en negocios como un Hotel, ya que el convertirlo en un Smart Hotel mejorará la gestión de los recursos (control de iluminación y climatización, control del agua), la optimización de los procesos (limpieza de habitaciones y mantenimiento del hotel), mejorará la experiencia y satisfacción de los clientes (control de plazas libres, ubicación de vehículos, valoración de servicios) e incrementará la venta de productos y servicios (Marketing de ofertas y Notificaciones push de servicios).

¿Qué valor me aporta el IoT?

Las empresas que innovan realizando una implantación del IoT, obtienen los siguientes beneficios:

  • RPA o Automatización Robótica de Procesos, que permite a las empresas ser más eficientes y centrarse estratégicamente con mayor facilidad.
  • Conocimiento del cliente. Poder comprender las preferencias y el comportamientos de nuestros clientes es clave para el éxito de nuestro negocio. El IoT nos permite recopilar, gestionar y analizar grandes cantidades de datos.
  • Seguridad laboral. Gracias a los dispositivos IoT podemos garantizar la seguridad de nuestros trabajadores y mejorar sus condiciones laborales. Los sensores integrados y los dispositivos portátiles logran que podamos monitorizar a estos empleados en entornos de riesgo, como la construcción, minería o fábricas. También podemos utilizar en los accesos de control cerraduras inteligentes, por lo que solo el personal autorizado podrá entrar en determinadas secciones.
  • Oportunidades de negocio. La innovación impulsada por el IoT crea relaciones comerciales más sólidas, reduce el tiempo de comercialización y aumenta el retorno de nuestra inversión. Otro aspecto a tener muy en cuenta es el gran potencial de transformar la relación entre consumidores y empresas.
  • Control de activos. Con el IoT podemos realizar un control en tiempo real de todos nuestros activos. De esta forma, podemos localizar al instante cualquier tipo de incidencia que pueda interferir en el rendimiento de los recursos y equipos de la empresa.
  • Mejoras estratégicas. Uno de los beneficios más relevantes del IoT en las empresas es la oportunidad de aprovechar al máximo los cambios en el mercado. Al incorporar metodologías ágiles y gracias a su adaptabilidad, marcaremos la diferencia entre el éxito y el fracaso.
  • Toma de decisiones. La información facilitada por los dispositivos interconectados con IoT nos ayuda a tomar mejores decisiones, tanto a nivel interno como de cara al usuario. Esto nos permite poder planificar tácticas y estrategias más efectivas y reforzar nuestro branding.

Tecnologías

Curie Platform

Curie Platform. La plataforma de Inteligencia de Cliente que integra un CRM con módulos funcionales para los 3 procesos principales de cualquier empresa: Marketing, Ventas y Servicios; además de otros procesos importantes como los Recursos Humanos (RRHH), la Calidad, la Productividad o la Experiencia de Cliente.


Si estas interesado en implantar un sistema IoT en tu empresa o quieres obtener más información sobre este tipo de soluciones