¿Que es IOT? (Internet of things)

Internet of things (Internet de las cosas, en español) es uno de los términos más empleados en los salones de tecnología de los últimos años. Si consiguen aplicar todo lo que quieren desarrollar será la próxima gran innovación tecnológica. Pero...¿Qué es?

Este concepto se basa en la interconexión de cualquier producto con cualquier otro de su alrededor, es decir, conectar cualquier objeto y elemento a través de Internet. Que las distintas cosas, objetos y dispositivos que tenemos en casa se comuniquen entre sí y nos ofrezcan datos y detalles sobre su funcionamiento.

Si consiguiesen aplicar todo lo que tienen planteado podría suponer no solo una transformación tecnológica sino también económica y social. Si la tecnología consigue que los ordenadores transmitan información con los elementos de la vida real la trascendencia puede ser incluso mayor que la revolución digital.

 

¿Qué se puede conseguir con la aplicación de Internet of things?

La automatización del hogar podría conseguir que el frigorífico nos informase de qué productos faltan, de cuales están a punto de caducar o incluso de hacer la compra por internet de ciertos productos nada más acabarse.

Imaginemos que los aspersores de un terreno pudiesen medir el grado de humedad de la tierra, la necesidad de agua según la temperatura y eligiese cuando regar por sus propios resultados. Y lo mismo para las ventanas, ventiladores, las luces. que dependiendo de ciertas variables eligiesen qué acción deben realizar: si llueve se cierran las ventanas, si hace calor y sol se encienden los ventiladores y se apagan las luces...

Zapatillas que recopilen el recorrido, el ritmo, las calorías gastadas e incluso que nos informe de cuántos kms podemos hacer antes de deshidratarnos.

Todos estos ejemplos son algunas de las múltiples opciones que quieren convertir en realidad con el concepto de Internet of things.

El futuro del Internet of the things, ventajas y desventajas

Pero el proyecto es mucho más ambicioso y no quieren quedarse solo en los objetos y elementos del hogar. Quieren revolucionar de verdad las relaciones entre los humanos y las maquinas, hacer la vida más sencilla (más todavía si cabe). Quieren crear una smartcity. Semaforos interconectados con otros semáforos, cámaras de vigilancia, dispositivos de la policía que permitiesen hacer pasar a un coche que tiene el semáforo en rojo las 4-5 de la mañana porque no hay nadie a su alrededor y no es peligroso. Ciudades y entornos más inteligentes.

A pesar de todas las ventajas que ofrecería la aplicación de esta tecnología también hay que reflexionar sobre el impacto que tendría sobre la población: empleos sustituidos por maquinas. O el problema sobre el control de las aplicaciones que controlasen cada uno de los objetos, el peligro que podría haber de tener el acceso a controlar grandes sistemas interconectados que manejen elementos importantes de seguridad de las ciudades o de los hogares.

Volvería a haber una revolución industrial y lo sorprendente es que no parece faltar mucho tiempo para su llegada: se espera que en 2020 Internet of things empiece a ser una realidad y se aplique de verdad esta tecnología.Entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos estarán conectados a Internet y podrán tanto ofrecernos información como podremos interactuar con ellos desde largas o medias distancia para que realicen distintas acciones o procesos.

¿Cómo funcionará técnicamente IoT?

Los potentes y diminutos procesadores serán los encargados de gestionar los datos y la información. La nueva hornada de procesadores específicos para Internet of things ha intentado evolucionar desde los smartphone y no desde los computadores. Con el formato SoC como clave para cubrir los requisitos planteados parece que serán los procesadores RISC de 32 bits de ARM, que los diseña pero no los fabrica (Cortex-A, Cortex-R y Cortex-M) los más indicados para el sector de los IoT. Será el Cortex-M el más utilizado, al menos por ahora, por su tendencia y uso en aparatos o dispositivos más cercanos al usuario (Cortex-A y Cortex-R se utilizan más en Industria y Telecomunicaciones).

Otras compañías con las que se enfrentará en el mercado por reinar en IoT serán Intel con Quark, que presentó su SoC en 2013 o MediaTek y sus zapatillas con GPS, Samsung o el recién llegado: Arduino, un procesador de RISC de Atmel que permite diseñar, editar e implementar ideas a cualquier persona con conocimientos básicos de electrónica, es decir, quieren llevar Internet of Things a cualquier persona y no solo a los expertos en Telecomunicaciones e informática.

Todas estas empresas están muy involucradas en el proyecto de IoT y las smartcities pero por ahora son todo prototipos y habrá que esperar unos años para ver si estas promesas se convierten en realidad.

El protocolo IPv6 —que desde 2016 se está empezando a implementar en todos los dispositivos electrónicos con Internet y que mejora considerablemente el número de conexiones de host respecto a IPv4— y el sistema RFID (Radio frequency identification, identificación por radiofrecuencia) también son dos de las innovaciones que permitirán avanzar en IoT.

Si como decíamos, serán los procesadores serán los encargados de la gestión de la información esta debe ser emitida de alguna parte: los sensores, los encargados de capturar la información e interactuar entre la tecnología y el entorno.

Aquí Arduino se está acercando a la línea de meta para conseguir la victoria. Su inmensa colección de elementos, sensores táctiles, luminosos, acelerómetros, sensores de humedad o temperatura y botones a precios realmente bajos permiten a cualquier empresa o persona probar suerte con el mundo IoT e intentar cambiar el mundo con una idea innovadora. Y esto para el diseño de dispositivos IoT para la clientela, imaginaos lo que estarán haciendo las grandes empresas con sus propios recursos y elementos.

Además sistemas como NFC—tecnología que permite la transferencia y comunicación instantánea entre dispositivos con una tasa de 424 kbit/s y una frecuencia de banda de 13.56 MHz, velocidad casi instantánea pero con un rango de 20 cm— o Bluetooth 4.0 —que promete una conectividad de bajo consumo para la conexión entre cables entre los diferentes dispositivos del hogar por ejemplo— permiten que todas las promesas de Internet of Things ya no estén tan lejos de hacerse realidad, una nueva innovación industrial se acerca.

Google Plus
LinkedIn

Sobre el autor

IEBS - Business School

IEBS - Business School

IEBS, la Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores es una escuela  alternativa a las escuelas de negocios tradicionales, con una apuesta por un modelo educativo innovador capaz de responder a las necesidades reales de las empresas y los profesionales que viven en una sociedad en constante cambio y transformación.

Actualmente esta entidad, realiza con Itop una colaboración en la que elabora artículos relacionados y vinculados al mundo de la tecnología. 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.