La Inteligencia de Negocio (BI) tras 20 años, ahora pega con mucha fuerza.

Miles de empresas, pymes y profesionales en España han comprendido la importancia del análisis de indicadores

Este nuevo concepto que nos puede parecer un poco complicado y novedoso al principio, establece un paradigma en el análisis del rendimiento de la actividad empresarial actual aunque ya lleva realizándose por las grandes corporaciones hace más de veinte años. 

Ahora es la Empresa, PYME y el profesional a los que no les parece suficiente conseguir gráficas con datos que obtenemos de tablas de Excel o incluso desde la aplicación de gestión que tengamos instalada. Hoy en día vivimos con el descontrol de la gestión casi de forma generalizada.

El BI (Business Inteligence) rompe completamente con lo establecido al extraer de forma transversal distintos tipos de información que la empresa puede manejar en un momento determinado. No solo hablamos de datos financieros, producción, ventas o compras sino de cualquier otro proceso de la empresa, desde tiempos de respuesta, indicadores de maquinaria, eficiencia, y un largo etcétera que podemos cruzar para obtener a tiempo real el estado de salud de nuestra actividad.

¿Cuantas veces manejamos miles de datos de nuestro negocio que no estamos controlando o reflejando en un informe en concreto? ¿Tenemos un sistema que nos permita tener una valoración a simple vista del propio estado de nuestro negocio? Se hace impensable a primera vista que podamos analizar cada proceso de la empresa para obtener un cuadro de mandos que nos permita tomar decisiones en un momento determinado. BI lo logra ofreciendo una respuesta inmediata y a la medida.

Quien lea esto puede pensar que su software actual ya le brinda gráficas, comparativos y demás informes, pero la realidad es que Business Inteligence conecta a tiempo real con las distintas aplicaciones, desde un Excel hasta un sistema complejo de gestión, sin importar la casa de software que lo haya desarrollado. No solo analiza o muestra un resultado, sino que además permite proyectar datos en el futuro basado en una tendencia o variable que previamente hemos introducido, permitiendo al empresario o gestor anticiparse en la compra de mercadería, servicios o recursos.

Las grandes empresas, así como las medianas, han ahorrado y rentabilizado auténticas fortunas de capital al implantar soluciones de BI con un factor de retorno de inversión altísimo, ya que se ha podido detectar a tiempo deficiencias en procesos, tiempos, finanzas y un sinfín de indicadores propensos a ser analizados.

Sin duda alguna la evolución de la tecnología de análisis empresarial ya está aquí, y muchos empresarios ya requieren de profesionales especializados en esta materia, así como empresas que las implanten, como es el caso de Itop Consulting.

Google Plus
LinkedIn

Sobre el autor

Santy Abreu

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.