Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

¿Qué diferencias hay entre el Business Intelligence y el Big Data?

Te mostramos por qué no son lo mismo

¿Qué diferencias hay entre el Business Intelligence y el Big Data?

Aunque a muchas personas le pueden parecer sinónimos, en la práctica encontramos diferencias sustanciales entre ellos. Veamos en qué se basa cada uno de ellos.

El concepto de inteligencia de negocio empezamos a escucharlo allá por los años 90 y consistía en una ayuda a las empresas para hacer el análisis de datos y poder sacar información relevante y conocimiento de ellos.

Aunque esta descripción se parezca bastante a la del Big Data, encontramos diferencias importantes entre ambas desde el modo de analizar hasta el volumen de datos que analizamos.

El BI dentro de la gestión empresarial es la encargada de la recogida, el procesamiento y presentación de información crucial que facilite la toma de decisiones.

¿Cómo funciona?

Este proceso agrupa todos estos datos en un servidor central y de manera general son analizados en modo offline tras haber almacenado la información en un entorno que se denomina Data Warehouse.
Los datos son estructurados en una base de datos relacional convencional con un conjunto adicional de índices y formas de acceso a las tablas.

Entre las diferencias más destacadas entre el Big Data y el Business Intelligence encontramos:

  • Dónde se almacena: Mientras que con el Big Data estos datos son almacenados en un sistema de ficheros distribuido, con el Business Intelligence lo hacemos en un servidor central.
  • Datos analizados: Una empresa es capaz de analizar datos en diferentes formatos, estructurados como no estructurados, cuando lo realiza a través del Big Data. Todo lo contrario que con el BI, ya que en este caso se realiza un tratamiento de datos únicamente estructurados, es decir, son almacenados en una base de datos tradicional.
  • Tipo de información tratada: Los datos que se analizan con el Big Data pueden ser históricos o en tiempo real.
  • Funciones-datos: Las soluciones que emplean Big Data llevan las funciones de proceso a los datos, mientras que con el Business Intelligence se hace al contrario, de los datos a las funciones.
  • Procesamiento Paralelo Masivo: Al utilizar el Big Data empleamos este tipo de procesamiento, lo que hace mejorar la velocidad del análisis, debido a que muchas instrucciones se ejecutan de forma simultánea.

Aparte de estas diferencias, muchos expertos opinan que el Big Data es una fuente de nutrición del BI, algo que puede permitir ir un paso más allá de los informes más tradicionales y nos da la posibilidad de construir un conocimiento global en diversos aspectos.

Artículos Relacionados

¿Estás interesado/a en contar con un sistema de Big Data o Business Intelligence en tu empresa? ¡Contáctanos!

Sobre el Autor

Fran Ariza

Fran Ariza

Departamento de Marketing y Formación.

Responsable de Itop Academy, encargado de coordinar la colaboración con diferentes fundaciones universitarias, centros de educación y plataformas online.

Técnico superior en audiovisuales con más de 10 años de experiencia en el sector, ejerciendo funciones desde edición, montaje hasta Community Manager.

Interesado en las nuevas tecnologías y su aplicación en el mundo empresarial.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te cortes y déjanos tu comentario!

Usted está como invitado.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!