Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Las 3 excusas para no implantar un sistema ERP en Canarias

¿Por qué las empresas canarias se siguen resistiendo al cambio?

Las 3 excusas para no implantar un sistema ERP en Canarias

La Era Digital ya es una realidad. La tecnología está presente en todas las facetas de nuestras vidas y en nuestros hábitos diarios, de ahí que con mayor frecuencia los clientes o consumidores sean más exigentes, no acepten excusas por haber recibido un mal servicio y quieran sentirse satisfechos con el producto o servicio adquirido y con la empresa.

Por tanto, ya no se admiten pretextos por no haber realizado un pago a tiempo o no haber enviado un pedido en la fecha de entrega.

Los clientes quieren recibir el mejor servicio y lo más rápido posible. Y es que es fundamental que una empresa, ya sea una pyme o una grande, responda a sus clientes adaptándose a los nuevos tiempos y apostando por las nuevas tecnologías y la implantación de los últimos softwares del mercado como, en este caso, un sistema ERP (Sistema de Gestión Empresarial), para agilizar sus procesos y ahorrar en tiempo y costes.

En anteriores ocasiones ya hemos hablado de la importancia que tiene hoy en día contar con un ERP, los beneficios que nos puede aportar, e, incluso, hemos explicado cómo se lleva a cabo un proceso de implantación de SAP Business One, el ERP líder mundial.

→ Aquí te explicamos por qué SAP Business One está destacando a nivel internacional, posicionándose incluso en el ranking de los softwares ERP más recomendados.

En este artículo te voy a exponer algunas de las razones o excusas que hemos recibido por parte de las empresas canarias para no implementar un sistema de gestión empresarial, que no dañan más que la imagen de estas herramientas, además de alejarnos de ella y de los beneficios que nos podría aportar a nuestro negocio:

 

“Un sistema ERP es muy caro”

Si queremos que nuestra empresa crezca y obtenga mejores resultados y más beneficios tenemos que aceptar que tarde o temprano hay que invertir en herramientas digitales que nos hagan más eficientes.

Apostar por un sistema ERP no se trata de un gasto, sino de una inversión a largo plazo, sobre todo cuando se trata de automatizar muchos de los procesos que se realizan en una empresa, lo cual nos hace más productivos en nuestro trabajo y se mejora la satisfacción de los clientes.

Al igual que se invierte, por ejemplo, en una máquina que empaqueta más productos en el mismo tiempo para ser más productivos, un ERP también nos ayuda a conseguir esa productividad.

Lo que hay que hacer es detectar previamente dónde (en qué proceso o departamento) tiene nuestra empresa su 'talón de Aquiles'. Una vez claro esto, veremos como, aprovechando el uso de la tecnología, podremos optimizar el trabajo y hacer lo mismo, o incluso más, en el mismo intervalo de tiempo, ahorrando, así, muchas horas de trabajo a la semana (además de disponer de tiempo para revisar que no hayamos cometido errores).

¿Y por qué hablamos de tiempo? Pues porque es un factor muy valorado hoy en día y en los negocios. Tiempo equivale a dinero, que puedes estar ganando o perdiendo según cómo lo gestiones. Si esas horas de trabajo que nos ahorramos gracias a un sistema ERP las convertimos en dinero, las empresas canarias se darían cuenta de todo lo que podrían ahorrar, por lo que no dudarían ni un segundo en contar con este software.

 

“Tarda mucho en implantarse”

Otra de las excusas con las que nos hemos ‘topado’ al hablar de los ERP y de SAP Business One, es que <<su implantación se trata de un proceso muy complejo, que requiere de mucho tiempo y supone cambiar la forma de trabajar que se tiene actualmente en la empresa>>.

Este es el caso de aquellas empresas que saben que necesitan contar con un ERP pero les da miedo el cambio, lo desconocido. Está claro que ante cualquier inversión que vayamos a hacer en nuestro negocio, debemos de meditar muy bien la decisión antes de tomarla pero, como decía nuestro querido Albert Einstein, <<si sigues haciendo lo mismo, obtendrás los mismos resultados>>, lo que viene a decir que hay que arriesgarse y apostar por lo nuevo, por lo desconocido, si queremos cambiar las cosas y conseguir mejores resultados.

Ninguna empresa puede permitir quedarse en su ‘zona de confort’ y no emprender nuevos caminos o no incorporar nuevas herramientas, ya que estaría ‘cavando su propia tumba’.

Es cierto que la implementación de un ERP conlleva su tiempo, como todo, pero estamos hablando de mejorar, de optimizar, de tener un mayor control, productividad y, por tanto, de rentabilidad para la empresa.

Alcanzar estos objetivos implica cambiar ciertas cosas y debemos ser conscientes de ello e implicar a todos los empleados en esta mejora, haciéndoles ver y entender que también será beneficioso para ellos.

 

“No lo necesito, siempre he trabajado de esta manera y me va bien”

Aquí sucede un caso peor que los anteriores. Se trata de aquellas empresas canarias que no saben que necesitan de un ERP, con lo cual son las que están en mayor peligro de fracaso.

Lo peor que le puede suceder a cualquier compañía es creer que no necesita adaptarse a los nuevos tiempos, que es preferible ‘malo conocido que bueno por conocer’. Esto es un gravísimo error que cometen muchos al no darse cuenta de que necesitan evolucionar para poder seguir siendo competitivos en un mercado cada vez más desafiante.

La clásica frase <<llevo 20 años haciéndolo así y me ha ido bien>> es el origen de <<desgraciadamente tuvimos que cerrar>>. No se puede seguir trabajando <<como siempre>> con el único pretexto de que <<es que así se ha hecho toda la vida y como me funciona pues, ¿para qué cambiar?>>.

Probablemente la forma de trabajar sea buena, no dudamos de ellos, pero los tiempos cambian, la tecnología evoluciona y no utilizarla para mejorar tu empresa es un error, principalmente si tu competencia sí lo hace, ya que quedarás desposicionado en el mercado respecto a ellos.

Hoy en día, si queremos competir y explotar nuestro negocio, debemos adaptarnos a los nuevos cambios y evolucionar. Si con herramientas como SAP Business One podemos ahorrarnos muchos costes, como papeles autocopiativos de un departamento a otro, contabilizaciones manuales de todo o tener que disponer de mucho personal por la forma ‘antigua’ de trabajar, ¿por qué no apostar por este sistema?

Además de estas tres excusas, que son las más comunes, nos hemos encontrado con muchas otras, como el desconocimiento de los beneficios de un ERP, cuál es su objetivo primordial (que no es ni más ni menos que responder a los clientes en poco tiempo cambiando la forma de trabajar); o no saber qué es SAP ni que existe un software específico para Pymes (SAP Business One).

En definitiva, si las empresas de Canarias buscan rentabilidad, eficiencia de los procesos, seguridad y control de la información y de los datos, reducir costes y tiempo, y proporcionar un mejor servicio a sus clientes, automatizar y controlar los procesos es la mejor opción para lograr una mayor productividad y mejorar la administración de nuestra empresa.

¿Aún vas a seguir poniendo excusas? Apuesta ahora mismo por la transformación digital de tu empresa smile

Te recomendamos leer

 

Sobre el Autor

Paula Martín

Paula Martín

Consultora Marketing.

Responsable de Comunicación y Ventas, además de Community Manager.

Técnico superior en Gestión de Ventas y Espacios Comerciales, y técnico superior en Marketing y Publicidad, con experiencia en varias empresas del sector.

Amante de la psicología y la filosofía como estilo de vida, y del marketing como forma de comunicación de las empresas.

 

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te cortes y déjanos tu comentario!

Usted está como invitado.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!