Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

El futuro de la educación en la era digital

¿Cómo será la educación en el futuro? ¿Seguiremos estudiando de la misma manera?

El futuro de la educación en la era digital

Si hablamos de educación, seguramente nos vendrán a la cabeza casi instantáneamente recuerdos y pensamientos acerca de pupitres, pizarras, cuadernos, bolígrafos, lápices y profesores y profesoras con mayor o menor paciencia por ejemplo. Y es que esta ha sido la tónica de la educación desde antes del siglo XX y en la mayor parte de éste.

Pero ya estamos en el siglo XXI, en el segundo milenio de nuestra era y las cosas han empezado a cambiar de forma increíble y a un ritmo verdaderamente vertiginoso.

Ahora se puede estudiar a distancia, desde la comodidad de tu casa (o incluso desde el trabajo), de forma presencial (como toda la vida) , de forma semipresencial (solo tienes que ir a clase una o dos veces por semana) e incluso se puede estudiar online, gracias a Internet, en el momento en el que te sientas más cómodo en el lugar que tu elijas, con todas las ventajas, e incluso algunos inconvenientes, que ello implica.

Suena interesante, ¿verdad? Pues veamos a continuación a qué nos referimos con la educación online, también conocido como eLearning o educación digital.

Primero aclaremos que los métodos de enseñanza virtual no son una tendencia pasajera sino la clave que está transformando de forma acelerada el panorama educativo actual. Se trata de un factor que la comunidad docente debería tener en cuenta para adaptarse al nuevo escenario laboral de los próximos años.

En el año 2011, la industria eLearning facturó cerca de 35.600 millones de dólares y en el 2013 superó los 52.600 millones de dólares, lo que supone un crecimiento de más del 55 % en apenas 3 años.

En 2015 alcanzó los 100.000 millones de dólares y su volumen de negocio no hace más que aumentar, llegando a los 255.000 millones de dólares en el año 2017.

Para el 2019 se prevé que cerca del 50% de las clases en los centros de educación superior sean impartidas en la modalidad eLearning.

Las metodologías eLearning alcanzan todos los departamentos del sistema de enseñanza: la educación primaria, la educación secundaria, la educación universitaria, la formación impartida en las escuelas de negocios, la formación empresarial y formación para desempleados como, por ejemplo, los cursos para aprender SAP Business One, etcétera.

Su expansión no cesa porque las necesidades de aprendizaje están aumentando de forma exponencial. Hoy la formación es un continua en nuestra trayectoria laboral, lo que nos obliga a compatibilizar el proceso de aprendizaje permanente con la actividad profesional.

Y ¿cómo ha revolucionado el eLearning el mundo empresarial? Pues resulta que en el mundo de la empresa, eLearning significa mayores beneficios y mayor productividad. Las empresas consiguen formar a sus empleados de una forma barata y asequible, por un lado, y amena y dinámica por otro. Se trata de un método que combina la autonomía con la flexibilidad, de modo que el empleado puede recibir formación laboral y académica de forma sostenible y cuando este lo necesite y desee.

Se estima que por cada euro invertido en eLearning la empresa recibe un retorno en productividad de 30 euros.

En las últimas décadas, las grandes empresas impartían seminarios de expertos, que lejos de formar y capacitar mejor a la gente, generaban aburrimiento y confusión. Pues bien, ahora el empleado tiene la opción de ser formado desde la comodidad de su casa o desde donde quiera y pueda conectarse, sólo necesitará conexión a internet y algún dispositivo desde el que pueda acceder a él.

Algunas propuestas para aplicar el eLearning en el ámbito corporativo son:

  • Autoformativos: El objetivo es que el usuario aprenda a su aire y por su cuenta.
  • Webinars: Inspiran al empleado y le informan de nuevas tendencias, técnicas o herramientas.Son populares porque motivan al empleado y tienen la ventaja de que el coste es bajo.Al poder participar los asistentes e interactuar con el ponente, es una formación dinámica y motivadora.
  • Clases online colaborativas: Requieren de compromiso y tiempo por parte de los empleados pero sus resultados son excelentes.
  • Píldoras online: Este formato se creó para mantener al día a los empleados en cuanto a tendencias como tutoriales y guías para el uso de herramientas, técnicas y software.
  • MOOC: Son cursos abiertos, masivos y gratuitos.Este tipo de cursos tienen muchas aplicaciones en las empresas, y cada vez son más las que los desarrollan para formar a sus empleados.
  • Aprendizaje adaptativo: Está aún en desarrollo aunque permitirá aumentar la calidad y reducir los costes mediante la inteligencia artificial.

Por todo ello, la modalidad eLearning se está convirtiendo cada vez más en la educación del futuro.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que es una buena opción optar por la formación online en vez de la tradicional? Puedes dejar tu comentario aquí debajo.

Si quieres contar con este tipo de formación en tu empresa, contáctanos y te ayudamos a implementar la plataforma ideal para formar a tus empleados.

Te recomendamos leer

Sobre el Autor

Lucas Bonal Pérez

Consultor de Marketing.

Con formación en Marketing y publicidad, se define como un apasionado del Marketing Digital y del Marketing en general.

Entre sus funciones, destacan las de Creador de Contenidos, estrategia SEO y Community Manager.

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te cortes y déjanos tu comentario!

Usted está como invitado.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!