Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

5 pasos para elaborar una estrategia de marketing digital que de verdad funcione

Lo indispensable para crear un buen Plan de Marketing Digital

5 pasos para elaborar una estrategia de marketing digital que de verdad funcione

Las estrategias de marketing en Internet y las redes sociales son muy variadas. Tanto así es su influencia que abarcan prácticamente cualquier mercado de la actualidad, desde ventas de servicios de limpieza hasta moda africana.

Así que no importa si perteneces a una gran empresa, o si eres un emprendedor con su propio negocio online. Elaborar una estrategia de marketing que funcione será necesario para poner tu producto en la vista de todos.

Sé que te interesa, ¡porque sabes muy bien que el futuro es ahora!

Si quieres que tu negocio se impulse, no puedes solo abrir una cuenta de Instagram o crear una página web y lanzar contenido por todas partes. Eso funciona, pero no así.

Diseñar, publicar, conectar con el público son cosas importantísimas. Pero intentar vender sin un objetivo claro, no te dará los resultados que esperas. Es por eso que construir un plan de marketing sólido, cuidando cada detalle desde el principio, atraerá a esos clientes, compradores, llamadas o leads que tanto buscas.

Posiblemente has leído sobre el poder comunicacional, mensaje, avatar, público objetivo, y piensas que es toda una cuestión solo para expertos del marketing digital. Pero no lo es...

En serio, es más fácil de lo que parece.

Si quieres saber como crear una estrategia de marketing digital realmente exitosa, ¡en tan solo 5 pasos! Sigue leyendo, estás en el lugar indicado.

1. Sun Tzu lo dijo antes: Conoce a lo que te enfrentas

Las enseñanzas del estratega militar chino Sun Tzu en su obra El arte de la guerra, han sido perfectamente aplicadas a otros aspectos de la vida personal y laboral.

Sólo cuando conoces cada detalle de la condición del terreno, puedes maniobrar y luchar”, es una de sus frases más célebres.

Nuestro amigo general tiene razón, porque antes de lanzarte a idear un plan de marketing para tu empresa, primero estudia lo que está haciendo la competencia en el mercado. Analizalos, enfócate en aspectos como su imagen corporativa, cómo solucionan las necesidades y problemas de los clientes. Qué hacen ellos y por qué los quieren, son cosas que debes saber.

Esto es parte de un plan estratégico, pues antes de ofrecer algo “nuevo” debes saber si tu competencia lo está haciendo ya. Y más importante aún, saber cómo lo está haciendo y cómo puedes mejorarlo.

La imagen corporativa es, tan o incluso más importante que el contenido. Y es que gran parte de lo que genera el engagement entre el público y la marca, pasa primero por el aspecto visual que ofrecen.

Es verdad que el “tono” de una marca genera engagement en el público. Pero antes de que puedan interactuar contigo viene lo visual; logos, colores, símbolos, juegan un papel fundamental. Cuando estudies a tu competencia, además de ver cómo solucionan los problemas de los clientes y cómo tú puedes ofrecer algo mejor. Enfócate también en su imagen corporativa: comunicación y visuales.

Una imagen corporativa sólida hará que tus clientes siempre piensen en ti sólo con ver los colores de tu empresa. Así que analiza eso siempre de tu competencia, ve qué tan sólidas son sus propuestas; seguro puedes mejorar algo.

2. Ahora sí, define tu estrategia de marketing

Cuando tienes tu idea o producto, y conoces a tu competencia. Puedes comenzar con tu plan de marketing digital formalmente. Esto engloba varios aspectos básicos como: escoger las redes correctas para el contenido, definir tu cliente ideal (avatar), identificar el nicho de mercado correcto, que sea rentable y tenga demanda.

El gran error de muchos emprendedores está en crear un producto sin saber si las personas lo necesitan. Por esto es importante identificar el nicho (segmento) del mercado donde están tus compradores reales.

IMPORTANTE

Nicho de mercado no es lo mismo que público objetivo (target). El target es un segmento del mercado global donde está tu producto o servicio, pero es en el nicho donde realmente te van a comprar.

¿Por qué?

Porque tu estrategia de marketing digital debe apuntar al punto más específico de un mercado, que es donde están las necesidades de los clientes que se interesan por ti.

¿Cómo se hace esto?

Identificando un nicho que sea: rentable y amplio. Rentable en el sentido de que tenga afluencia, una demanda y una cierta competencia.

Porque si hay demanda, hay personas pagando por ese producto o servicio, ¡así que hay espacio para ti! Y también lo suficientemente amplio para que tu negocio pueda vivir sin confundirse con otros nichos, otras necesidades. Todo eso va de la mano con la imagen corporativa, la cual debe definirse para que sea acorde con los objetivos, metas y filosofía de tu empresa.

Una vez que tengas el mercado, el estudio y parte de la estrategia, viene otra cosa muy importante antes desarrollar contenido.

3. Crea tu avatar ideal (buyer persona)

El avatar es ese cliente ideal que habita dentro de tu nicho de mercado. Es tan importante como el contenido, la imagen corporativa y el plan de marketing de una empresa.

Tu principal objetivo como emprendedor es conectarte con ese avatar, tocar sus puntos de dolor, entender sus necesidades y ofrecerle una solución.

Entonces, ¿adivina qué? ¡Te compra!

Para definir tu avatar ideal, puedes construir fichas o esquemas donde crees este modelo de cliente. Recuerda que es un estereotipo, constrúyelo a partir de factores demográficos (edad, ubicación, sexo), psicográficos (ideologías, pasatiempos, redes sociales), comportamiento de compra (ingresos, marcas).

Luego, complementa a profundidad los rasgos de su personalidad: cuáles son sus deseos, miedos, ambiciones. Conócelo tan bien que cuando vea tu anuncio o mensaje, diga: “Oye, ese soy yo, me estás hablando directamente a mí”. No le quedará opción más que comprarte.

Así que pon esas neuronas a trabajar; sueña y crea a tu cliente soñado. Mientras más características y más real se vea, será muchísimo más fácil ofrecer tu producto.

4. Content Marketing + visuales: tus mejores armas

¿Qué tipo de contenido publicar en redes sociales, en una página web o en los anuncios?

Esto dependerá de los tres pasos anteriores, que son la base de tu estrategia de marketing digital, e irán de la mano siempre. Todo tu contenido deberá estar enfocado en tu buyer persona y alineado con tu estrategia de marketing. Ten en cuenta que hay distintas redes sociales, y cada una con un tipo de contenido específico, lo que sirve en Instagram no resaltará en Twitter, por ejemplo. Y es que cada público tiene un forma de comunicarse muy particular y única.

Sin embargo, está comprobado que todo lo visual es más fácil de recordar y atrae de inmediato. Por eso tu contenido debe ser atractivo y acorde a tu imagen corporativa.

Infografías creativas que expliquen tu producto, gráficos con datos comprobables sobre tu producto, presentaciones, diseños con movimiento o videos. Son las mejores alternativas para que las personas se queden contigo.

Recuerda que el Content Marketing se enfoca en crear contenido útil y llamativo, de manera que llame la atención pero que sea sincero y, sobre todo, creativo. Esta es una rama del Inbound Marketing, cuyo motivo es guiar cuidadosamente a un cliente hacia la compra. Y para que esto resulte, los elementos visuales y comunicativos deben ser consonantes con la imagen corporativa de tu empresa.

No solo eso, el plan de marketing tiene que estar muy bien estructurado. Que se realice un seguimiento a cada paso y acción, pero que sobre todo concuerde con el tipo de contenido y la red donde se publica.

5. Tanta creatividad como ganas de vender

En síntesis, la creatividad y originalidad en tu contenido, acompañado de un buen cuidado visual, llevarán tu estrategia de marketing digital al éxito.

Invierte tanto tiempo creando la imagen corporativa de tu negocio, como contenido fresco, directo y original que atraiga a los clientes. Todo es cuestión de equilibrio y complemento.

Para ayudarte con el concepto gráfico sin que los mensajes pasen a segundo plano, puedes aplicar el modelo AIDA para el plan de marketing de tu empresa. Esta estrategia de marketing digital es ampliamente usada por su relación con el Inbound, donde las siglas representan: atención (A), interés (I), deseo (D) y acción (A).

El orden del modelo está pensado para guiar al potencial comprador, mediante el contenido que ofreces, a concretar una venta y luego fidelizarlo con tu marca o negocio. Lo realmente importante es que tu contenido sea útil para las personas, que las atrape y les parezca atractivo, para así llevarlos a la acción (venta, subscripción, dar email, etc).

Existen una variedad de herramientas gráficas, como desarrollar infografías creativas, ilustraciones y efectos visuales. Estás realmente tienen un impacto mucho más duradero en el público, ya sea en redes sociales, páginas web, anuncios publicitarios, etc.

Ten en mente que el plan de marketing para tu negocio va en conjunto con la filosofía, los objetivos, hacia dónde apuntas tu marca, además de complementarse con la imagen corporativa.

Estas serían las claves más importantes para crear una estrategia de marketing digital exitosa. ¡Ahora es tu turno de crear contenido que sea atractivo y lleve al público a la acción!

¿Necesitas ayuda para crear tu estrategia de marketing digital? Haz clic aquí y te asesoramos gratuitamente

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te cortes y déjanos tu comentario!

Usted está como invitado.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!